Los juegos Psicológicos

Los juegos Psicológicos

Los juegos Psicológicos, son situaciones, generalmente inconscientes, que se repiten con frecuencia como si estuvieran ensayadas y que impiden una buena comunicación.

Los “Juegos Psicológicos” se definen como: una serie de “Transacciones comunicativas generalmente ulteriores, (con un doble mensaje social y psicológico), inconscientes y repetitivas, que conducen hacia un resultado predecible, donde las personas que intervienen acaban experimentando malos sentimientos y resentimientos”. Eric Berne, su creador decía que: “Los juegos psicológicos por definición, son explotadores y en consecuencia dañinos para las relaciones humanas”.

Los juegos psicológicos, se aprenden en los primeros años de vida dentro de la familia y dependerá del ambiente familiar y la personalidad de los padres o sustitutos, que el niño aprenda unos determinados tipos de juegos.

Son una forma de coleccionar “cupones de resentimiento”, contra algo o alguien, a los que más tarde se pasará la factura.

Los juegos se inician generalmente con una infravaloración, en forma de indirecta,  que indican que  el otro no está bien. Llevan un mensaje verbal  inofensivo y otro no verbal, que es el “cebo” dirigido a enganchar el punto débil del otro jugador: “Ud. debiera saber que…”, “¿Me está hablando en serio?”, “Hasta aquí hemos llegado”.  Si la otra persona se siente afectada en su parte “débil” engancha el cebo y comienza el juego.

Grado de los juegos:

Los juegos psicológicos tienen grados de escalada. Algunos  duran pocos minutos y otros pueden durar toda una vida.

  • Juegos de primer grado: son socialmente aceptables y frecuentes, suelen crean malestar, roces, malos entendidos. Su duración es corta y su efecto poco intenso.
  • Juegos de segundo grado: se juegan en la intimidad. Los sentimientos son más intensos y crean tensiones y conflictos de entidad, (dependiendo de la relación entre las personas implicadas), al durar varios días.
  • Juegos de tercer grado: peligra la integridad de las personas que participan. Habitualmente son conductas destructivas o autodestructivas, con reacciones agresivas graves (gritos, violencia verbal y/o física, amenazas, problemas de alcoholismo, con la justicia, etc.). Son perjudiciales para las personas implicadas al ser muy intensos y duraderos en el tiempo.

Los roles de los juegos:

En los juegos psicológicos las personas actúan con tres tipo de roles: Perseguidor, Salvador y Victima y dependerá de la personalidad de cada persona, que actué uno u otro rol. Estos roles son “falsos papeles” que impiden a las personas expresarse de forma auténtica y espontánea, lo que les dificulta poder establecer relaciones auténticas con su entorno, al no permitirles salir del juego psicológico.

Si las personas dejan de jugar juegos psicológicos y actuar con falsos roles, lograran relaciones de auténtica intimidad con los demás, lo que aumentará su bienestar personal.

¿Quieres más información? Contacta con nosotros