Las caricias

Las caricias

Ser estimulado y reconocido constituye unas de las necesidades primordiales de las personas para lograr una buena autoestima y automotivación. Desde que el niño nace tiene necesidad de ser estimulado para crecer y desarrollarse. Estas “caricias” de supervivencia, se obtiene en los primeros meses de vida, gracias a la relación profunda que establece con la madre.

Definición Caricias: “Estímulos sociales dirigidos de un ser vivo a otro, que reconoce la existencia de éste

Durante el desarrollo de las personas, la necesidad de caricias físicas es sustituida por la necesidad de reconocimiento, que se satisface con caricias simbólicas (por ejemplo un cumplido). El intercambio de caricias (reconocimiento) es una de las actividades humanas que más influyen en el bienestar personal y laboral.

Las caricias pueden ser positivas o negativas. La necesidad de caricias o reconocimiento es tan grande, que la persona que no las reciba de forma normal, se las ingeniará para conseguirlas, utilizando incluso medios no adecuados (conflictos, bajo rendimiento, conductas inadecuadas, etc.). Eric Berne decia que “Un frío reproche es mejor que nada

Clasificación de las caricias:

    • Incondicionales “reconocimiento por todo lo que la persona es”.
    • Condicionales “reconocimiento por los comportamientos de la persona”
    • Positivas “potencian la autoestima”
    • Negativas “desvalorizan a la persona”
    • Físicas, verbales, gestuales

Conocer y entender la teoría de las caricias, es clave para entender la naturaleza de las relaciones humanas y la motivación personal, así como comprender muchas de las situaciones interpersonales y como resolverlas.

¿Quieres más información? Contacta con nosotros