Sobre ACAT

“El Análisis Transaccional,  una opción de mejora para la comunicación y las relaciones interpersonales”

Historia

La Asociación Catalana de Análisis Transaccional, Acat, es una asociación sin ánimo de lucro que nace en 1984 en Cataluña, con el objetivo de fomentar la investigación y difundir, desarrollar y facilitar el conocimiento y la práctica del Análisis Transaccional en Cataluña, desde una perspectiva ética y democrática.

Junta de la ACAT

Compuesta por: Mercè Sáez (Presidenta), Nuria Bagés (Secretaria), Olga Fernández de la Fuente (Tesorera), Mercè Moreno (vocal Formación ), Julián Jiménez (vocal tecnología) Silvia Ortega (vocal redes sociales), Nuria Cortés (vocal impulsión)

Coordinadora

La Asociación Catalana de Análisis Transaccional, Acat, es miembro de la coordinadora española de Análisis Transaccional, (CEAT)

Difundir la aplicación del Análisis Transaccional en todos los campos en que su aplicación pueda favorecer un aumento del bienestar personal y social, desde el psicológico que le es propio, hasta el pedagógico, social, medico – asistencial, organizacional, legal.

Fomentar, desarrollar y proteger el conocimiento y la aplicación práctica del Análisis Transaccional, tanto en la teoría individual como la social, cuya utilización puede ayudar a estimular cambios positivos en las comunicaciones intrapersonales, interpersonales y grupales”.

“Facilitar a las personas crecer en la realización de su potencial, ser conscientes de su relación con el entorno que les rodea, elegir de un modo eficaz su propia respuesta frente a la incertidumbre, ser íntimos con los otros, experimentar la alegría de vivir y alcanzar las metas que ellas mismas establezcan”.

Los valores del AT se fundamentan en los cuatro pilares del análisis Transaccional dirigidos a lograr:

Autoestima: las personas tienen potencial para cambiar y ser felices. “Si yo estoy bien, todos estamos un poco mejor”.

Autonomía: Las personas son autónomas y libres. “Yo soy responsable de mis propias emociones, actitudes y comportamientos”.

Autenticidad: Las personas pueden mostrarse de forma espontánea y establecer relaciones satisfactorias con su entorno personal, social y profesional. “Expreso mis deseos, necesidades y opiniones de modo asertivo y respetuoso con los demás”.

Altruismo: Las personas se marcan metas y objetivos. “Trabajo para desarrollar mi identidad y sentido de la vida a nivel personal y laboral”.

EL AT, promueve todos estos valores en sus ámbitos de actuación: salud, educación, desarrollo personal y organización y defiende que

“Todos nacemos bien, todos tenemos potencial para desarrollarnos, cambiar lo que deseemos y ser cada día mejores y más felices”.

¿Qué opinan nuestros clientes?

¿Quieres más información? Contacta con nosotros